“A un mes y medio desde que varios actores de la industria nos alertaron sobre la mayor crisis que ha sufrido el sector, hoy podemos ver que los impactos son más profundos y que serán más duraderos de lo esperado inicialmente", dijo el CEO de Grupo Latam Airlines Roberto Alvo. "Ante este escenario adverso, es inevitable que el grupo y sus filiales redimensionen su tamaño y la forma en que operan", agregó Alvo.

La compañía también informa que en Brasil y Chile, las operaciones continuarán reduciéndose durante mayo, con el objetivo de mantener una conectividad mínima en estos países. Como existen permisos de operación y la demanda está justificada, la compañía puede comenzar a evaluar la reanudación de los vuelos.

En cuanto a rutas internacionales, durante mayo, Latam espera operar seis vuelos semanales entre Santiago de Chile y Miami y tres vuelos entre São Paulo y Miami, respectivamente.