“Juntos, con nuestros colegas en operaciones y las autoridades locales de salud y del gobierno, estamos evaluando varias medidas de seguridad nuevas y mejoradas para ayudarnos a mantenernos bien mientras trabajamos cuidando que nuestros visitantes disfruten de nuestras atracciones, se alojen en nuestros hoteles o visiten algunas de nuestras tiendas”, señala el documento.

El proceso de reapertura contempla fases graduales, en las que las tiendas y restaurantes estarán abiertas al público antes que sus atracciones.

Distancia física en colas, restaurantes, hoteles, vehículos de transporte y otras instalaciones en todo el parque y en todo el complejo son prioritarias para la compañía al igual que un mayor cuidado en limpieza y desinfección y en los productos a usar.

Disney ya implementó pautas de distanciamiento físico basadas en instrucciones y guías de las autoridades de salud. Esto probablemente incluirá la implementación de medidas de capacidad de los huéspedes para cumplir con las pautas estatales y federales. Al mismo la compañía se encuentra estudiando formas de utilizar la tecnología para ayudar en estos esfuerzos, como la app Play Disney Parks para gestionar colas virtuales en Disneyland. Próximamente se tendrán novedades vinculadas a la reapertura de los parques de Estados Unidos y Europa.