El programa se encuentra dirigido a quienes cuentan con capacidad económica suficiente para solventar su estadía en los hoteles seleccionados cuyos catálogos fueron remitidos al CODENA y Cancillería Nacional, para que los compatriotas accedan a los mismos a través de los consulados paraguayos en los diferentes países en que se encuentren. En esta primera etapa se encuentran disponibles unas 500 habitaciones en los hoteles seleccionados.

Estos hoteles no reemplazarán a los albergues pero constituyen una alternativa importante y más segura considerando la saturación de estos últimos. La Asociación Industrial Hotelera del Paraguay (AIHPY) fue el nexo apropiado entre sus establecimientos asociados y el Estado representado en las negociaciones por la Senatur y el Ministerio de Salud.

Los establecimientos seleccionados cumplen con los requisitos, han sido inspeccionados por las autoridades sanitarias y sus instalaciones y servicios se ajustan al protocolo establecido para el alojamiento de quienes deben cumplir con el periodo de cuarentena o aislamiento. Además de las medidas de bioseguridad, los hoteles cuentan con el apoyo de un equipo de gestión liderado por la brigada de salud, y la seguridad externa estará garantizada por las fuerzas militares y policiales.

Al ingresar a los hoteles, los pasajeros deberán firmar un compromiso de aceptación de determinadas reglas entre las que se encuentran la obligación de permanecer en sus habitaciones, no podrán desplazarse por los pasillos, subir a la terraza ni utilizar la piscina del hotel. El servicio de alimentación que incluye desayuno, almuerzo, merienda y cena será entregado en la puerta, al igual que un kit de limpieza y ropas de cama, pero el aseo y limpieza de los cuartos estará a cargo de sus ocupantes ya que el personal del hotel no tendrá acceso a los cuartos.