La SENATUR informó que tomará todas las medidas correspondientes para garantizar la situación legal de estos establecimientos, incluso, podría promover acciones judiciales para asegurar que se cumplan los acuerdos y se brinde un servicio de calidad a la ciudadanía.

Estos hoteles son adjudicados a través de llamados públicos conforme a acuerdos preestablecidos en las bases y condiciones de explotación. El incumplimiento de los mismos podría generar importantes pérdidas económicas a la industria turística nacional.

La situación irregular de los contratos podría ocasionar pérdidas de aproximadamente Gs. 1.477.000.000 para el Estado en concepto de cánones no recibidos. Tampoco permite alcanzar las expectativas de inversión física de Gs. 4.095.000.000 previstas en estas instalaciones, limitando el desarrollo turístico en Villa Florida, Ayolas y Vapor Cue, zonas de gran valor natural y cultural de nuestro país.

Como parte de estas acciones de regularización, se realiza la verificación de las pólizas de cumplimiento de contrato por parte de las empresas concesionarias de los hoteles, la vigencia de las licencias habilitantes y cualquier otra situación que pueda condicionar el normal funcionamiento de estos establecimientos hoteleros.