Según anunció la compañía mediante un comunicado este acuerdo impulsará los vuelos comerciales de pasajeros a la Estación Espacial Internacional (EEI) y desarrollará una “economía robusta” en el espacio.

La NASA ya había anunciado que pretende incrementar el uso comercial de la infraestructura espacial, Virgin Galactic se encargará de hacer llegar viajeros a la estación, lo que incluye identificar clientes potenciales, proporcionar formación y entrenamiento y organizar el transporte a la estación.

Virgin dispone de su propia plataforma de lanzamiento en el desierto de Nuevo México, Estados Unidos. La compañía anunció que  ya ha recibido  alrededor de 600 reservas para estos vuelos, con un precio aproximado de 250.000 dólares por asiento.