“Los protocolos reflejan el nuevo rostro del turismo y buscan la pronta reactivación del sector, la recuperación de los empleos y resarcir las enormes pérdidas financieras que dejó la caída del turismo por la pandemia. Es fundamental que haya coordinación en el sector y que se implementen medidas globales para regresar la confianza del consumidor, y que sean adoptadas por los gobiernos y el sector privado”, dijo Gloria Guevara Manzo, presidenta y CEO del WTTC.

La propuesta del WTTC está basada en evidencia médica y de acuerdo a las normas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de los Centros para la Prevención de Enfermedades (CDC). Los protocolos deberán tener aplicación global, de manera que los viajeros los reconozcan en cualquier destino, homologar criterios y brindar orientación sanitaria a los proveedores, operadores de viajes y a los turistas, sobre el nuevo enfoque de salud e higiene en el mundo.

La iniciativa ha sido muy bien recibida principalmente por el sector hotelero donde algunos referentes señalaron que tener un protocolo mundial común permitirá a los consumidores reconocer los mismos estándares de seguridad sin importar el lugar donde se encuentren; igualmente trabajar con estándares globales y heterogéneos que no dependan de cada país fortalecerá la sostenibilidad del sector y lo hará más resistente.

El Consejo Mundial de Viajes y Turismo se pronunció igualmente a la cuarentena obligatoria propuesta una vez abiertas las fronteras por algunos países, España entre ellos, que obliga a quienes llegan del exterior a permanecer 14 días confinados en alojamientos o en sus domicilios definiendo la medida como disuasoria, tanto para los turistas extranjeros como para quienes hayan decidido viajar afuera ya que les pasaría lo mismo a su regreso. Es una clara señal de desventaja competitiva que tampoco ayudaría a recuperar la conectividad aérea ni la actividad turística, señalaron desde el WTTC.