La cuarta edición de su informe COVID-19 Related Travel Restrictions: A Global Review for Tourism, examina de nuevo las medidas de 217 destinos del mundo a fecha de 18 de mayo de 2020. El estudio muestra que 7 destinos han reducido las restricciones de viaje a los turistas internacionales. Al mismo tiempo, varios destinos más están inmersos en debates significativos sobre la reapertura de sus fronteras.

El informe observa que el 100% de los destinos del mundo siguen teniendo algún tipo de restricciones de viaje relacionadas con la COVID-19. Además, a 18 de mayo, el 75% continúan con sus fronteras completamente cerradas al turismo internacional. En el 37% de los casos, las restricciones de viaje llevan 10 semanas en vigor, mientras que en el 24% de los destinos del mundo, las restricciones llevan vigentes 14 semanas o más.

El secretario general de la OMT, Zurab Pololikashvili, manifestó, “Si se reducen las restricciones de viaje de manera responsable y en el momento oportuno se ayudará a que los numerosos beneficios sociales y económicos que genera el turismo puedan ir recuperándose de manera sostenible. Todo ello contribuirá al sustento de millones de personas en el mundo. El sector es un motor de desarrollo sostenible y un pilar de las economías. La OMT subraya la necesidad de vigilancia, responsabilidad y cooperación internacional a medida que el mundo, poco a poco, se vaya abriendo de nuevo”.

Examinando de cerca las restricciones de viaje globales, el estudio de la OMT muestra que cuanto más importante es el turismo para la economía de un destino, más altas son las posibilidades de que haya cerrado por completo sus fronteras. En el caso de los pequeños Estados insulares en desarrollo (PEID), el 85% continúan con sus fronteras completamente cerradas a los turistas.

En todas las regiones de la OMT, más del 65% de sus destinos están completamente cerrados al turismo: África (74%), Américas (86%), Asia y el Pacífico (67%), Europa (74%) y Oriente Medio (69%).