¿Cuáles son los efectos generados por esta crisis en el sector de eventos y congresos, a mediano y largo plazo?

Esta crisis ha generado efectos sin precedentes en todo el mundo, sobre todo para el turismo de reuniones. El distanciamiento social, el cierre de fronteras, la pérdida de conectividad, las restricciones en la manera de relacionarnos han impactado de manera significativa a la forma en la que realizábamos los eventos y congresos.

La suspensión de todos los eventos internacionales previstos para este año, unos 35 eventos en total, fue un golpe duro al sector, y mientras no haya un tratamiento eficaz o una vacuna que inmunice contra ella, la celebración de eventos tendrá muchas restricciones y dependerá de cómo vaya evolucionado la pandemia.

Los eventos que ganaron localía para la ciudad de Asunción para el 2021, aún siguen en pie en su totalidad. Si bien habrá ajustes en cuanto al volumen de asistencia, que estará directamente relacionado a las normas de distanciamiento y/o a la liberación de restricciones en las fechas que se desarrollen, pues toda esta situación es muy variable aún.

¿Tiene el Bureau un plan o ruta de emergencia ante el momento actual?

Al igual que muchas otras empresas relacionadas con el turismo estamos gestionando nuestros propios desafíos financieros, en ese sentido, la Junta Rectora se encuentra trabajando en propuestas que nos permitan continuar con nuestra principal misión, promocionar e impulsar el negocio de congresos, convenciones, ferias y encuentros en nuestro país. Como Asociación con más de 18 años en el mercado de reuniones, entendemos que no podemos estar ausentes en las decisiones que se tomen a nivel estado, marcando la importancia del sector MICE para el desarrollo económico del destino, además de acompañar el proceso hacia la nueva normalidad, velando por las necesidades del sector del turismo de reuniones.

Nuestra industria es una de las pocas que trabaja a largo plazo, buscando generar negocios en un periodo de entre tres a cinco años para adelante. Somos pacientes pues entendemos que lo que hacemos trae a nuestro destino, innovación, tecnología, conocimiento y progreso. En ese sentido, la rueda no paró, hemos logrado continuar con el trabajo de promoción de nuestro destino y la relación con las organizaciones locales e internacionales, generadoras de eventos

¿Cuáles son las expectativas del sector que suponemos iniciarán con eventos de carácter nacional?

El regreso de los eventos será gradual, con reuniones más pequeñas, más cortas. A medida que las fases avancen, las reuniones nacionales serán las que reactiven al sector con cierto grado de normalidad. Así también la recuperación será lenta, lo que hará que muchas empresas y asociaciones busquen alternativas que le permita desarrollar sus eventos de forma segura. No hay nada claro y todo dependerá de la evolución de la pandemia y de la vuelta a una cierta normalidad de servicios turísticos básicos como aerolíneas, hoteles y centros de convenciones entre otros.

La reactivación quizás no será suficiente para salvar este año en términos económicos y es probable que los resultados no sean satisfactorios hasta finales del 2021, aun así, consideramos que es importante realizar esfuerzos e inversiones para lo que serán los eventos del futuro.

¿Cómo serán estos eventos a futuro?

Es probable que durante algún tiempo la asistencia a eventos sea menor y que la participación mayoritaria en los eventos sea de personas jóvenes y no así de adultos mayores, que tardaran un poco más en participar de eventos presenciales. Las sedes de reuniones tendrán que garantizar una mayor distancia social entre los asistentes, para dar confianza a los clientes y ofrecer una mayor flexibilidad en políticas de cancelación. Es claro que hay volatilidad en el mercado y la necesidad de innovar y crear soluciones.

Entre los cambios más importantes que consideramos se darán, son: aumento en el soporte para los eventos virtuales y los perfiles de comunicación digital; el Big Data para mejorar la gestión del destino, a través del análisis de los participantes a los eventos; el uso de realidad aumentada, de hologramas que permitirán ponentes virtuales, entre otros. Las medidas de higiene/seguridad a implementar suponen un costo adicional e inversiones

¿También esos factores disminuirán los ingresos ya que influirán incluso en el número de participantes?

La mayoría de las asociaciones y empresas contarán con unos presupuestos más ajustados para organizar reuniones y eventos por lo que los organizadores deberán ser más creativos para cumplir con las exigencias de seguridad, medidas sanitarias, de limpieza afectando a toda la cadena de valor. Las empresas que conforman el sector MICE deberán pensar en crear productos adaptados a la demanda, definir cómo lograr la rentabilidad y cómo hacer llegar la propuesta de valor para sus clientes.

¿Reemplazarán los eventos online, a los eventos presenciales a futuro?

De ninguna manera podrán los eventos online reemplazar los eventos presenciales, el alto valor de la interacción face-to-face sigue vigente, eso no ha cambiado y la experiencia nunca será comparable. Pero sin duda, la tecnología es un actor importante para el futuro de los eventos y congresos, y trae consigo una aceleración en la transformación digital de los eventos que ofrecerán a los asistentes un valor añadido.

En este sentido, para los Bureaus de Convenciones es un punto de inflexión y forzará a repensarse en su manera de accionar para vender el destino. Es una oportunidad y un reto para reconstruir preguntas acerca de cómo un destino de reunión debe prepararse para satisfacer las demandas y preocupaciones del futuro que hoy están centradas en el riesgo, la salud, el saneamiento, la conectividad, la responsabilidad socio-ambiental y la seguridad; en última instancia, para determinar qué se necesitará para que todos se sientan cómodos en un entorno de eventos en el futuro. Los Bureaus de Convenciones tendrán un papel fundamental en la recuperación de las comunidades a medida que los viajes y las reuniones vuelvan a formar parte de nuestra vida diaria, y seguirán siendo uno de los impulsores más importantes de la economía.

¿Existe apoyo del sector público para el segmento MICE?

Actualmente, no somos elegibles para obtener apoyo financiero del Estado, pero reconocemos el trabajo que se está realizando desde la Secretaría Nacional de Turismo – SENATUR, generando actividades de planificación que generen las condiciones para sostener y después estimular la oferta y la demanda.