A nivel mundial, aproximadamente 65.5 millones de personas dependen de la industria de la aviación, incluidos sectores como los viajes y el turismo. Entre estos hay 2.7 millones de empleos en aerolíneas. En un escenario de severas restricciones de viaje, la IATA calcula que 25 millones de empleos en la aviación y sectores relacionados están en peligro en todo el mundo:


11,2 millones de empleos en Asia-Pacífico

5,6 millones de empleos en Europa

2.9 millones de empleos en América Latina

2,0 millones de empleos en América del Norte

2,0 millones de empleos en África

0.9 millones de empleos en el Medio Oriente


Nunca antes cerramos la industria a esta escala. En consecuencia, no tenemos experiencia en ponerla en marcha

En el mismo escenario, se espera que las aerolíneas tengan una disminución en ingresos de $ 252 mil millones (-44%) en 2020 en comparación con 2019.

“No hay palabras para describir adecuadamente el impacto devastador de COVID-19 en la industria de las aerolíneas. Y el dolor económico será compartido por 25 millones de personas que trabajan en empleos que dependen de las aerolíneas. Las aerolíneas deben ser negocios viables para que puedan liderar la recuperación cuando se contiene la pandemia ", dijo Alexandre de Juniac, Director General y CEO de IATA.

Mirando hacia el futuro: reiniciar la industria

Junto con la ayuda financiera vital, la industria también necesitará una planificación y coordinación cuidadosas para garantizar que las aerolíneas estén listas cuando se contenga la pandemia.

“Nunca antes cerramos la industria a esta escala. En consecuencia, no tenemos experiencia en ponerla en marcha. Será complicado. A nivel práctico, necesitaremos contingencias para licencias y certificaciones que hayan expirado. Tendremos que adaptar operaciones y procesos para evitar reinfecciones a través de casos importados. Y debemos encontrar un enfoque predecible y eficiente para gestionar las restricciones de viaje que deben levantarse antes de que podamos volver al trabajo. Estas son solo algunas de las principales tareas que tenemos por delante. Y para tener éxito, la industria y el gobierno deben estar alineados y trabajando juntos , dijo de Juniac.

IATA está buscando un enfoque integral para reiniciar la industria cuando los gobiernos y las autoridades de salud pública lo permitan.  “No esperamos reiniciar la misma industria que cerramos hace unas semanas. Las aerolíneas aún conectarán el mundo. Y lo haremos a través de una variedad de modelos de negocios. Pero los procesos de la industria deberán adaptarse. Debemos continuar con este trabajo rápidamente. No queremos repetir los errores cometidos después del 9.11 cuando se impusieron muchos procesos nuevos de manera descoordinada. Terminamos con un desorden de medidas que todavía estamos resolviendo hoy. Los 25 millones de personas cuyos trabajos están en riesgo por esta crisis dependerán de un reinicio eficiente de la industria , dijo de Juniac.