Estados Unidos es uno de los pocos países del continente americano que todavía mantiene en actividad el transporte aéreo de pasajeros, aunque con disminuciones que llegan hasta el 90%. Para evitar la propagación del coronavirus, Delta Airlines anunció que desde hoy y hasta el 31 de mayo bloqueará los asientos del medio en sus clases Main Cabin, Delta Comfort+ y Delta Premium Select en todos sus vuelos, para de esta manera facilitar el distanciamiento social y reducir el número máximo de pasajeros en los vuelos.

La aerolínea también suspenderá el upgrade de manera automática, el cual ahora será determinado en la puerta de embarque priorizando la distancia entre pasajeros, el peso y balanceo de la aeronave.

Esto se suma a otras medidas ya implementadas como la desinfección total de los aviones después de cada vuelo, el rediseño del servicio de a bordo para reducir los puntos de contacto entre los pasajeros y la tripulación y el embarque de diez pasajeros a la vez.