El programa busca respaldar las actividades turísticas que garanticen el cumplimiento, por ejemplo, de los requisitos de higiene y limpieza para la prevención del coronavirus Covid-19. Inicialmente, se prevén 16 protocolos de buenas prácticas, que buscarán ser segmentados de acuerdo con las especificaciones de cada uno de los sectores turísticos, como hoteles, agencias de viajes, rent a car, transportistas, parques temáticos, lugares de entretenimiento, guías turísticos, entre otros.

La creación del sello de buenas prácticas es la primera etapa del Plan de Recuperación Turística de Brasil, coordinado por el Ministerio de Turismo, para minimizar los impactos de la pandemia y preparar al sector para un retorno gradual a las actividades.

El sello estará vinculado al Registro de Proveedores de Servicios Turísticos (Cadastur). Los establecimientos deben conocer y asesorar a los turistas sobre cómo cumplir con las precauciones básicas de prevención del coronavirus, incluidos los procedimientos básicos de asepsia, el control diario de la fiebre, el control de la tos o la dificultad para respirar, de conformidad con las pautas del Ministerio de Salud para limpieza de superficies y tratamiento de ropa en establecimientos.