"Todo el viaje del pasajero a través de una terminal debe repensarse en torno a temas de nuevas convenciones para el espacio personal y nuevos conceptos para proteger el bienestar", expresó Jonathan Massey, co-líder del sector de aviación en Corgan, una firma de arquitectura con sede en Dallas quienes trabajaron en el desarrollo de varias terminales. "Estamos por ejemplo analizando el diseño de los hospitales para ver qué puede ser relevante para aplicar al diseño de una terminal aérea".

Aeropuertos como el de Schiphol de Amsterdam ya aceleró sus esfuerzos de automatización para el procesamiento de pasajeros. Para fines de mayo, el aeropuerto espera agregar radiografías por tomografía computarizada a los carriles de seguridad en uno de sus pasillos de salida. Las maquinas tomarán cientos de imágenes de cada pieza de equipaje y pudiendo reducir la cantidad de inspección manual y la cantidad de manos que necesitan tocar las maletas.

Los tiendas en los aeropuertos también deberán ser modificadas y buscar formas de usar tecnología para eliminar la necesidad de que las personas toquen objetos. “La tecnología Touchless fue un avance que se avecinaba, pero que ahora será acelerado", dijo Massey.

Según los expertos, en los restaurantes de los aeropuertos, eliminar los menús, además de otras cosas que los comensales suelen tocar y que el personal rara vez desinfecta, puede convertirse en un objetivo. Se buscarán maneras de convencer a los pasajeros para que usen aplicaciones en sus propios dispositivos móviles para elegir los elementos del menú, ordenar y pagar las comidas. Otra opción es que los comensales escaneen un código QR en un mostrador para obtener una versión en línea de un menú y un formulario de pedido.

Los robots ganarán aún más protagonismo, por ejemplo, el Aeropuerto Internacional de Hong Kong ha comenzado a usar tres robots autónomos para limpiar áreas públicas y baños. Cada robot de esterilización inteligente, destella con luz ultravioleta y lanza un desinfectante para rociar las superficies.

El mes pasado, el aeropuerto Gatwick de Londres introdujo el estacionamiento robótico, donde los pasajeros dejan su automóvil y un valet robot, empuja el automóvil a un espacio de estacionamiento libre.

AUTOMATIZAR LAS INTERACCIONES HUMANAS

Pero los aeropuertos necesitarán un procesamiento más eficiente, para evitar que los pasajeros se amontonen en áreas, y más procesos sin contacto, para evitar la propagación de gérmenes.

Algunas tecnologías jugarán un papel importante. "Estas pueden incluir soluciones que ayuden a gestionar las colas al proporcionar intervalos de tiempo para ingresar a las líneas de seguridad y abordar los aviones", expresó Tara Mulrooney, vicepresidenta de tecnología de Edmonton International en Canadá. "También otras opciones como la utilización de teléfonos móviles en lugar de usar un quiosco para imprimir la etiqueta de equipaje y pases de abordar".

Los aeropuertos ya habían adoptado la automatización para aumentar la eficiencia operativa. Pero la crisis puede acelerar la adopción de tecnologías para reemplazar los procesos impulsados ​​por humanos para reducir la propagación potencial de gérmenes.

"Los aeropuertos continúan identificando mejoras en los procesos", dijo Nina Brooks, Directora de Seguridad, Facilitación e Informática, en el Consejo Internacional de Aeropuertos (ACI World). "Las tecnologías como la biometría, las puertas automáticas electrónicas, la robótica y la inteligencia artificial tendrán un papel importante, ahora y en el futuro".

Hoy en día, aproximadamente cuatro de cada 10 aeropuertos han implementado sistemas de verificación de identidad con máquinas de autoservicio, pero eso aumentará a siete de cada 10 para fines de 2021, según SITA.

En cuanto a controles de salud de los pasajeros, el aeropuerto internacional de Hong Kong ha exigido pruebas de coronavirus y controles de temperatura de los pasajeros que llegan. Pero no está claro cómo pueden suceder controles como ese sin crear largas filas. Etihad Airways está a punto de comenzar a realizar pruebas en los quioscos de autoservicio del aeropuerto de Abu Dhabi de Elenium Automation. Los quioscos ayudan a identificar a los viajeros con fiebre y frecuencia cardíaca y frecuencia respiratoria elevadas, señalando a las personas que pueden necesitar controles médicos. En cambio Emirates, fue la primera en realizar pruebas rápidas de COVID-19 a sus pasajeros, además de intensificar las medidas de precaución en el aeropuerto de Dubai y a bordo de los aviones para garantizar la salud y la seguridad de sus empleados y clientes.

"La crisis conducirá a un cambio de paradigma cuando nos demos cuenta de que viajar es un ecosistema vulnerable", dijo Massey. "Ahora sabemos que una pandemia es una amenaza existencial para la industria, por lo que incluso si no podemos predecir cuándo ocurrirá la próxima, vamos a ver cómo minimizar el impacto".