Donald Trump expresó que pueden aplicar restricciones en los vuelos desde regiones con una gran cantidad de casos de COVID-19, como sería el caso de Brasil y otros países latinoamericanos, además añadió que no dudaría si lo fuera necesario en suspender totalmente los vuelos comerciales entre ambas naciones (Brasil - Estados Unidos) para evitar la propagación del virus. El gobernador de la Florida demostró su apoyo a que las aerolíneas pudieran evaluar a los pasajeros tanto a bordo como al desembarcar, como una forma de tratar de mitigar el progreso de la pandemia de coronavirus en su Estado sin afectar los vuelos entre países.

“Brasil tiene un brote grave, como saben. También fueron en otra dirección en relación con otros países de América del Sur. Si observan los datos, verán lo que sucedió desafortunadamente, con Brasil ", añadió el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, al considerar la suspensión de vuelos. que todavía están en funcionamiento entre los dos países.

El presidente y el Gobernador además evalúan el posible requisito de que las personas que ingresen a los EE. UU lo hagan con tapabocas. "Estamos observando de cerca la situación con los gobernadores, especialmente con Ron. Sin duda, es un paso importante en Florida porque tenemos muchas relaciones comerciales con América del Sur", dijo el presidente.

Muchas aerolíneas americanas habían anunciado que esperan aumentar las frecuencias entre Brasil y Estados Unidos a partir del mes de mayo, por lo que esta medida podría afectar sus operaciones.