Invitado como orador principal a la reunión anual de la Organización de Turismo del Caribe, el ministro Bartlett comentó sobre los desafíos clave que la región del Caribe enfrenta ante el COVID-19 y las respectivas medidas de recuperación. Él definió el término Generación-C o GEN-C como un concepto intergeneracional, que fusiona los sectores demográficos a los que la isla tradicionalmente apuntaba y más importante aún, uno que no toma en cuenta la edad.

El ministro Bartlett expresó: “Nosotros, como isla y como parte de la industria turística mundial, necesitamos adaptarnos rápidamente a los requerimientos de este nuevo perfil de viajero post-pandémico. Tras la crisis vivida este año, la Generación-C estará inquieta y necesitará garantías y evidencias que le aseguren que sus experiencias en el extranjero mejorarán su vida y no pondrán en riesgo su salud y la de sus seres queridos".

La industria turística mundial se ha visto gravemente afectada por la pandemia y las actividades relacionadas con el turismo se han estancado debido a las restricciones impuestas por los países para frenar la propagación de la enfermedad.

“Estamos trabajando arduamente para crear nuevos protocolos que sean implementados por la industria tan pronto como podamos dar la bienvenida a los turistas de forma segura. Estas medidas deben cumplir con los requisitos de saneamiento e higiene, protocolos de comportamiento en piscinas, playas y restaurantes. Estamos respondiendo a problemas sensibles para el viajero posterior a COVID-19 y abarcaremos de manera integral todos los aspectos de la experiencia vacacional. Sin lugar a dudas, estas medidas se convertirán en la nueva norma", agregó el ministro Bartlett.

El ministro se refirió también a la nueva capacitación en línea que Jamaica ha desplegado para miles de trabajadores turísticos desempleados, en un esfuerzo por fortalecer la industria para un futuro económico sólido. El programa de capacitación en línea, ofrecido por el Centro de Innovación Turística de Jamaica, (JCTI, por sus siglas en inglés), forma parte de la estrategia general de recuperación que se está implementando para ayudar a mitigar el impacto de la pandemia.