La compañía aérea americana ha implementado cambios temporales en las políticas de asientos para todos los vuelos de United y United Express, además de modificar y ajustar el proceso de embarque. "Esperamos mantener estas medidas en vigor hasta el 31 de mayo y continuaremos evaluando la mejor manera de proceder, dada la dinámica de la situación actual", expresó la aerolínea en un comunicado.

Entre las nuevas medidas aplicadas por la compañía se encuentran:

  • Restricción de la selección previa de asientos cercanos en todas las cabinas, incluidos los asientos intermedios, cuando estén disponibles, y los asientos alternativos de ventana y pasillo cuando los asientos estén en pares.
  • El embarque se realizará con menos clientes a la vez, para permitir una mayor distancia entre los pasajeros durante el proceso de embarque.
  • Se mantendrá el abordaje existente y los grupos de abordaje prioritario, pero el número de clientes se limitará para minimizar el hacinamiento en el área de la puerta y el corredor de acceso de aeronaves.
  • Las actualizaciones Premier gratuitas solo se procesarán en la puerta de embarque, en orden de prioridad.

United también ha adoptado medidas adicionales de higiene y limpieza. Todas las superficies de la flota de aviones se limpian con desinfectantes de alta calidad antes de cada vuelo. Además, cuando la compañía es informada sobre un pasajero potencialmente infectado a bordo de la aeronave, se retira del servicio y se somete a procedimientos de descontaminación. Además, la compañía está utilizando sistemas de circulación de aire de vanguardia, similares a los que se encuentran en los hospitales, equipados con filtros de alta eficiencia (HEPA) que eliminan hasta el 99.97% de las partículas transportadas a bordo.

United también utiliza nebulizadores electrostáticos para desinfectar el aire y las superficies dentro de la cabina de todos los vuelos internacionales en los centros de conexión en los Estados Unidos.