Aquellos clientes que se unan a la lista perderán sus privilegios de viaje en United por un período que variará según la gravedad del incidente informado por la tripulación. Es decir, no podrán volar con la compañía temporalmente.

La compañía espera que esta obligación se mantenga durante al menos 60 días, para evitar el contagio y propagación del COVID-19. Las excepciones son las personas con afecciones o limitaciones médicas que les impidan usar tapabocas, aquellos que no pueden ponerse y quitarse la máscara por sí mismos y los niños pequeños. Se deben usar máscaras durante todo el vuelo, excepto cuando los pasajeros estén comiendo o bebiendo.

Los asistentes de vuelo, cuando se les notifique o se den cuenta de que alguien no tiene una máscara en el vuelo, informarán sobre el requisito e incluso pueden ofrecer una máscara si es necesario.